A veces parece imposible mantener el sofá limpio. Y es mucho más complicado si tienes niños o mascotas, que estén todo el día jugando en él. A la hora de realizar la limpieza de sofá, hay varios métodos y formas. Todo dependerá de si se puede o no desenfundar la tela y también de cuánta suciedad tenga. Y de todo ello vamos a hablar ahora, para que tengas claro todo lo que hacer a la hora llevar a cabo la limpieza de la tapicería. 

Qué hacer antes de limpiar el sofá

Lo que deberías hacer antes de limpiar es informarte sobre el material del que está hecho este mueble. Dependiendo del tipo de tela y tejido, podrás usar unos productos y otros no. Pero si no sabes dónde o cómo encontrar esa información y necesitas limpiarlo, lo que puedes hacer es una prueba.

cómo limpiar la tapicería del sofá

Para ello, podemos usar el producto en una zona que no se vea del sofá. La mejor zona será la parte interior, así comprobarás si se daña o no el tejido.  Aunque lo mejor en estos casos sería que la limpieza la realizara un profesional. Antes de empezar a limpiar cualquier tipo de sofá lo más importante es aspirarlo para así quitar todo el polvo y suciedad que se pueda. 

¿Cuándo debe hacer la limpieza un profesional?

Es muy fácil que cuando estemos intentando limpiar el sofá, lo dañemos. Por eso, ante cualquier duda, lo  es mejor acudir a profesionales que sepan cómo se deben limpiar y qué productos utilizar. ¿Cuándo debemos acudir a profesionales?

  • Cuando no sepas el tipo de tejido.
  • Cuando acumule mucha suciedad porque no se le ha realizado una limpieza frecuentemente.
  • Cuando no sepas cómo realizar la limpieza.
  • Cuando dudes en los productos que utilizar.
  • Cuando no te fíes de usar trucos caseros.

La mejor solución para mantener la higiene es limpiarlo frecuentemente y optar por una limpieza realizada por profesionales de confianza por lo menos 1 vez al año. De esta manera, nos aseguramos que la longevidad de la tapicería sea mucho mayor.

¿Qué hacer si las tapicerías son desenfundables?

Si decidimos no acudir a un profesional que nos ayude con la limpieza, debemos comprobar si la tapicería es desenfundable. Si la funda se puede quitar íntegramente, lo más sencillo es meterlo en la lavadora. Aunque siempre debemos fijarnos en los símbolos de lavado. Debes usar un detergente no muy fuerte para que no se dañe la tela y elegir un programa de la lavadora que sea para prendas delicadas.

Limpiar tapicería con aspirador

Si crees que limpiarlo así va a estropear la tela, puedes lavarlo a mano con un jabón neutro para así no dañar el tejido. Cuando se seque estará perfecto para volver a colocarlo y tu sofá parecerá nuevo. Es importante que sólo desmontemos la tapicería si es necesario, ya que podemos deformar el mueble. Para un mantenimiento correcto, bastará con pasar las aspiradora. Absorberemos las partículas de suciedad de la tapicería, el polvo y otros desechos sin dañar nada.

Nuestra recomendación es, que ante manchas complicadas o en tejidos delicados, se opte por la ayuda profesional.